17 sept. 2016

Miguel Hernández Zarandieta. In memoriam.

El pasado día 2 de Septiembre falleció mi profesor de Física y Química del Instituto Padre Luis Coloma, de Jerez.

Fui alumno suyo en los cursos 92-93/93-94 y recuerdo sus clases como unas de las más amenas, divertidas, no exentas de rigor, de toda mi vida académica. Se le notaba que le apasionaba lo que enseñaba y eso, pasa con todos los aspectos de la vida, se nota, marca la diferencia.

El entusiasmo que demostraba en clase hacía que la Física y la Química, que en aquellos años de extrema actividad química hormonal hubieran podido pasar por material pedestre, se transmutase en una Alquimia alegre y divertida gracias a la piedra filosofal de su talento para conectar con sus alumnos.

Miguel era mucho más que un buen profesor: era un buen hombre. Bonachón, bromista, cercano y exigente.
Descansa en paz, viejo profesor.


No hay comentarios: