21 ago. 2011

El Régimen.

Régimen andaluz, a la espera de los Idus de Marzo

15 ago. 2011

Galicia (III). La LOGSE igualitaria.

Ya se acerca el Papa a Madrid y la ciudad se llena de carteles y escenarios. Como Chesterton, creo que algunos valores del catolicismo son buenos para la vida del mono rubalcábico-anisete-darwiniano, pero que estos valores y principios los llevan atesorando la experiencia de millares de generaciones que han ido codificando ética y una moral que son universales, al igual que el propio conocimiento.

Es asombroso asomarse al pujante bazar de herejías en los primeros siglos del cristianismo (e incluso más interesante estudiar las PRECEDENTES, que pululaban por el mundo judaico). Es una auténtica miriada de doctrinas que intentan describir un mundo inexplorado e inexplicable, precientífico, que intenta, con unos esfuerzos dignos de un Edgar Morin, religar, recoger en una teoría UNIFICADA, una visión del mundo y el papel del hombre en él.

Arrianistas, ofitas, cainitas, mandeos, naasenos, setianos, peratas, borborites...y ésta es sólo una lista de los primeros gnósticos, o pregnósticos. Después la cosa se pone aún más efervescente.

En ese después se incluye el priscilianismo, que fundara Prisciliano, hereje hispano que estuvo a punto de provocar un cisma y de llevar a las españas fuera de la órbita ortodoxa, católica-romana. Bien pudo ser el Patrón de España este bendito hereje, místico, mago, cuando la mística y la magía eran lo más parecido a la moderna ciencia. Preguntarse cosas, proponer teorías, ir más allá de la estrecha teoría oficial del mundo. La herejía. Servet, Galileo, Giordano Bruno. Y sin embargo se mueve..

¿Quién está enterrado realmente en Santiago de Compostela?. Muchos afirman que Prisciliano. En el colmo del cinismo romano, los restos del enemigo muerto, un gallegillo de armas tomar, sirven para apuntalar la leyenda de un Santiago que llegó a Galicia transportado por una barca de piedra desde Palestina.. - En Muxia visitamos la Ermita de la Virgen de A Barca- Muy adecuado este translado mitológico de reliquias, cuando los balbuceantes reinos cristianos del evanescente norte necesitaban algo que los unificara y que lanzara a sus guerreros a una Cruzada. Dios lo quiere. Santiago Matamoros. Le subieron a un caballo blanco y le dieron una espada. Otro jinete cadavérico, otro Cid.

De todo ese mundo heréjico, de búsqueda, siempre se alzó la Iglesia Católica - en algunos casos con mucha dificultad (contra Arriano, contra Isis) - para pulir las aristas de cualquier complejidad, basándose en unos principios comunes pero cerrando el mundo a la interrogación y al pensamiento crítico, ofreciendo a sus fieles una visión simplificada de la realidad, una mirada vulgar, condensanda en la Vulgata de San Jerónimo, que tradujo para el pueblo.

Un mundo sin pensamiento crítico, sin opinión, sin dialéctica, sin Ciencia. Una tsumani de analfabetismo funcional, una LOGSE igualitaria de dos mil años para extender el Cordero de Dios a toda la gleba, para mantener, en definitiva, unos sistemas de poder que tienen en el conocimiento su principal enemigo. Para extender un conocimiento inútil, que diría Revel.

Viene el Papa a Madrid. Estaré atento a lo que dice a los jóvenes. A los jóvenes..sancta sanctórum del posible pensamiento crítico. Dicen que es el Papa más intelectual. Le leeré. Pero no me gusta su estilo pret-a-porter de sombrerito rojo y botín de felpa. Qué más da..pero mi abuela dice que parece un bujarrón.

9 ago. 2011

Galicia (II). El Pasatiempo.

Nos acercamos a Betanzos de casualidad, igual que a La fraga del Eume, a instancias de un recepcionista de hotel que nos glosó las bondades de estos enclaves, superiores en caliá (yo estaba aliquindoi) a las sobrevaloradas (según el ferrolano acaudillador) plaças pescadoras de A Costa do Morte (en galego suena más intimidatorio, más campanudo, más reberverante en su irrelevancia irredentista cuasilusitana y nunca mais, que diría Man - el irreverente - de Camelle).

Yo de Betanzos sabía lo que todo ibérico bípedo sabe: es el pueblo natal de Paco Buyo y lugar de nacimiento de cierta marca de bivalvos enlatados. Pero no sabía que me iba a topar, casi de bruces, porque aparqué en su subsuelo, con la estatua de los hermanos García Naveira, prohombres brigantinos (brigantino es bergantín en italiano), semiargentinos y generosos indianos.

El centro histórico es bonito (*, pero con revisión al alza) (by Probe&Migué -NYSE:PM-, rating agency), porque incluyo a un bendito loquito loco que, tras haberse fumado alguna sustancia alucinógena, como la Constitución78 enrollada, sacó unos altavoces a la calle desde un balcón y nos radió parte de la discografía de Los Beatles y de Elvis..Y ahora con ustedes Suspicious Minds..dijo y me sentí en una película italiana.

Pero lo más surrealista (hiperrealista que diría Dalí), fue descubrir el llamado Pasatiempo, parque lleno de estatuas, estanques, inscripciones, balconadas, grabados. Cuevas, murales con los viajes de uno de los hermanos, un árbol genealógico del capital, un homenaje a Argentina, a Tupac Amaru, y un sospechoso "Una monarquía hispánica y sus 18 hijas republicanas", refiriéndose a las excolonias americanas, todo ello flanqueado por un "Libertad, Igualdad, Fraternidad" y el summum de un republicano: el cuadro del fusilamiento de Torrijos, en piedra, gravemente mutilado, of course. Vamos, que este Garcia Naveira era todo un republicano, un masón y un humanista hecho a sí mismo. Un buen tipo, si señor. Porque el parque es una pequeña enciclopedia ilustrada en 3D, como es descrito en algunas partes, para la ilustración del pueblo, en gran parte analfabeto y que nunca vería la gran pirámide de Keops, el Canal de Panamá, los hipopótamos, los rinocerontes o a un buzo. Y que tampoco vieron libertad, aunque sí igualdad (en la pobreza y desprecio de las clases dirigentes) y algún que otro gesto fraternal en esta tierra fraticida.



7 ago. 2011

Galicia (I)

Llegué ayer de Galicia y ya tengo morriña. En un país azotado por el calor, cocido en su salsa asfáltica y mesetaria, y siendo yo un sureño judío de aprisco y páramo, Galicia es un bálsamo para los sentidos. Lo es en general la España verde, esta milagrosa franja verde, desde Galicia a Euskadi, que pinta de vida una península que desde el aire parece más bien un desierto arábico. Uno tiene la sospecha ante tamaña diferencia, de si los árabes en su expansión norteña, no se sintieron cómodos ante tanta exuberancia vegetal y despreciaron los territorios más allá de los riscos de la cornisa cantábrica y el macizo leonés.

Galicia es sobre todo verde, bendecida por una continua afluencia de nubes, semen de los dioses, que la llena de agua y de humedad, condicionando y formándolo todo, desde el uso de hórreo hasta los zuecos, la explosión de vegetación y el carácter de los paisanos. Entre la lluvia, la niebla, la humedad y el mar se desenvuelve el pueblo gallego, como en una espiral, dentro del sagrado ciclo del agua, petroglifo universal, símbolo galego y vasco, la esvástica celta.

La comida gallega es un continente en el paraíso de los creyentes de la religión del yantar. Pulpo -a feira,vinagreta - , empanadas de todo tipo - bonito, carne, mejillones, berberechos! - zorzas(***), marisco..y todo ello transido de vino, Ribeiro (**) o Albariño (*) - le hacen a uno tener un pentecostés keltoi y sentirse el Ulises de Cunqueiro.

Ponferrada templaria, Cedeira - donde me bañé -, Ortigueira, Viveiro..San Andrés de Teixido: el que se acerque por aquí se encontrará con caballos y vacas en medio de la carretera, mirándole a uno como lo que es, un perfecto intruso, un forastero torpe, un cómico extraterrestre motorizado. Los becerros mugen con fuerza y las vacas enseñan la lengua burlándose del urbanita. La carretera, no asfaltada, hace que el coche derrape levemente en algunos momentos, lo que le hace a uno adorar al velcro o a cualquier sustancia adherente, como al político de partido a su líder (la calidad no tiene precio..y los necios confunder valor y precio).

San Andrés es toda una experiencia. Mujeres vestidas de brujas te intentan vender ungüentos, vendedores de miel hacen marquetin arriconando el peregrino, explicando las bondades de la resina de las flores. Adopto ante estas elaboradas encerronadas comerciales, el papel del sueco - moreno - que mira el suelo meditabundo. Pero ni todos mis años de experiencia sorteando gitanas, romero en mano, en las calles malagueñas, me libraron de un apicultor que me cerró el paso entre una meiga y un barranco más o menos mortal (no lo cubre la seguridad sociá). Se dice que a San Andrés "quién no va de vivo, va de muerto"...

El hombre me dió nombre y apellidos y me contó vida y obra del apicultor de la zona,agrupados en una asociación de la que no recuerdo el nombre porque mi mente maquinaba excusas para no comprar la miel. La sinceridad de aquel hombre me abrumó y me quedé paralizado, al lado de la meiga. No le compré nada y vi la cara, más que de decepción, de fracaso, ante lo que seguro no era una buena temporada de venta. Me sentí un villano y estuve de mal humor todo el viaje de regreso, entre nieblas y vacas burlonas. Nos perdimos. El GPS se volvió loco.

Esa misma noche, el GPS nos envió a la muerte en El Ferrol, metiéndonos por un túnel de reciente construcción..en sentido contrario, pero un barrendero nos dió el alto a altas horas de la madrugada con escoba como estandarte...Meigas, ángeles de la guarda, haberlos haylos.

Betanzos, La fraga del Eume, A Coruña, Santiago!!!, A Costa do Morte (Muxia, Corcubión, Fisterra), Vigo!!, A Guarda, Baiona!!, las Cíes, O Grove-La Toja. En un pueblo cerca de O Grove - A Revolta- nos metimos en una fiesta popular, la Feria de la Migas, donde comimos en una gran carpa donde se refugiaba la verbena y parroquia del increíble calor.

Cada uno de estos sitios merece un artículo. Por ejemplo, Betanzos y la el increíble parque El Pasatiempo cargado de simbolismos y creado por los hermanos García Naveira. Salí de allí absolutamente maravillado y admirando la generosidad de estos hombres, que mantienen estatua en la plaza principal del pueblo.