17 sept. 2017

La deuda de cada español: 41.000 €

El mambo español. El proceso y la metaformosis.



El gran filósofo Gustavo Bueno lo afirma en el 1:25: "la ruptura vendrá después, cuando se vean las consecuencias". Después de la metaformosis de la transición, de cucaracha a capullo, vendrá el proceso, el mambo español. 

Antonio García-Trevijano y la cuestión catalana.

Cataluña es España.


De los polvos de la fallida Transición, los lodos de esta España actual. De las orgías setenteras, del éxtasis cafetil de un Presidente del Gobierno que fue máximo dirigente de las Juventudes franquistas y de RTVE, de la reacción al miedo al ruido de sables y al peso de cuatro décadas de dictadura, este paisaje devastado y seco poblado por todos los cadáveres de los problemas no resueltos. Pero bastante se hizo, a pesar de todo.

La Transición no ha acabado o al menos se debería estar hablando abiertamente de una Segunda Transición porque lo que está ocurriendo en España es el estallido de un régimen político mal diseñado que ha permitido durante cuarenta años, -una dictablanda del Estado de Partidos- que la corrupción haya campado a sus anchas, envenenándolo todo, desde las relaciones económicas, el pensamiento, la cultura y hasta la moral. Como afirma el mariscal Otto von Bismarck "España es el pais más fuerte del mundo: los españoles llevan siglos intentado destruirlo y no lo han conseguido”. Y en eso estamos y en eso seguimos. España lleva dos siglos esquivando una revolución que la defina, que la encardine en el mundo después de la pérdida del imperio.

Todos los pecados de juventud de la avanzada democracia española se manifiestan ahora en toda su magnitud. La corrupción, inherente al Estado de Partidos en un sistema sin separación de poderes, ha alejado de la política a la población en general, convirtiendo el Estado, con sus comunidades autónomas, auténticos cortijos de los partidos, sus cajas de ahorro, sus televisiones y su falta de justicia y transparencia, en un ente parásito de la sociedad civil, alejando cualquier posibilidad de un patriotismo institucional al estilo francés o italiano. Que un español pueda ver una instancia del Estado como el núcleo de su patriotismo, el sancta sanctórum donde han decantado por siglos, el trabajo de sus antepasados, es hoy una entelequia. Todo lo institucional produce al español rechazo, desprecio y asco. Da vergüenza sacar la bandera nacional, más allá de los eventos deportivos, el soma del pueblo. No hay orgullo genuino porque la corrupción ha asaltado los cielos del Estado, como ahora quieren hacer los advenedizos del último cuarto de hora, los antifranquistas postfranquistas. Si no hubiera dramática la situación de España, si no fueran inmensas las oportunidades perdidas, el panorama daría risa y podría representarse en vodeviles para disfrute del pisaverde común.

La mitad de los catalanes, si no más, han visto en la causa de la independencia de Cataluña la revolución española que muchos hemos estado esperando desde acá y acullá del Ebro. Si el catalizador del procès ha sido la propia corrupciò catalana, galopante y sofisticada, pero a la vez a calzón quitado, y la idiocia de muchos políticos madrileños, es lo mismo. La gran masa de catalanes, como la gran masa del resto de españoles, ven al actual Estado como un Leviatán devorador de nuestros hígados, una casa de latrocinio al por mayor y al detalle y el responsable último de la gran crisis económica que hemos padecido. En el caso de los catalanes se suma otro factor a tener en cuenta: tienen conciencia de ser más trabajadores, más organizados, más eficientes, más ahorrativos, y que aportan una gran cantidad de dinero a las comunidades pobres del resto de España. Y desde luego esto último es verdad, como lo aporta Madrid, más del doble que Cataluña. De hecho sólo Madrid, Cataluña y en menor medida Baleares y Valencia aportan dinero neto al resto de España. Algún día habrá que equilibrar esta situación y que los territorios deficitarios se pongan las pilas, y que no sirvan las ingentes cantidades de dinero llegado a estas regiones - el caso de Andalucía es paradigmático- para mantener regímenes corruptos hasta el tuétano, empleando dinero de Europa y del resto de España en el mantenimiento de estructuras absolutamente improductivas y a una población absolutamente alertargada y atontada. Si Larra afirmaba que España no tenía pulso, Andalucía está en la UVI atiborrada de sedantes y psicotrópicos, como Canal Sur, la morfina o el PSOE.

Habría que establecer un plan nacional de financiación autonómica (o provincial o comarcal), con dos puntos principales: industrialización y desarrollo de amplias zonas y el decrecimiento progresivo de ayudas exteriores, esto es, que cada territorio se financie con sus propios recursos. Pero esto sólo después de un periodo de moratoria de al menos dos décadas para hacer esta transición económica.

Y habría que hacer una gran reforma política, implantando la efectiva separación de poderes, prohibiendo el mandato imperativo y liquidando el Estado de Partidos, sacando a los partidos de todos los ámbitos en los que están enquistados. El ciudadano debe ser el protagonista de la política y no los partidos, que deberían ser estructuras más fluidas, simples vehículos de la ciudadanía y no entidades sagradas llenas de relicarios. En Cataluña la política está adquiriendo ese carácter; es increíble la tasa de transmutación y de creación y destrucción de partidos de los últimos años.

La reforma política, con al menos una reforma constitucional es inevitable. Todo el mundo habla de ella cuando hace unos años era anatema. El auténtico motor de esta Segunda Transición (o la continuación de la anterior) es el entusiasmo político de los independentistas. Si el 15-M generó la emergencia de dos nuevos partidos políticos que han sido asimilados por el sistema, disolviéndose en gran parte el ansía de cambio de la sociedad española, las aspiraciones independentistas, con el sueño de instaurar una República catalana y abrir un proceso constituyente para redactar una Constitución catalana, son las fuerzas transmutadas, en Cataluña, de ese fervor colectivo por el cambio.

Lo que debería haber cristalizado en toda España, la apertura de un proceso constituyente, puede iniciarse en Cataluña si el Estado no lo impide. Es posible que lo consiga, pero sólo por esta vez y provocando una enquistación del problema aún mayor.

La única salida a la situación política española, que combina el deseo de cambio de toda la sociedad española, mucho más profundo que las tesis paniaguadas de Rivera y de la demagogia comunista de Iglesias 2.0, con las aspiraciones independentistas de muchos catalanes (y vascos), es aumentar la apuesta por la libertad: plantear a nivel nacional, donde reside la soberanía, un referéndum sobre las cuestiones esenciales:

- ¿Quiere usted que se abra un proceso constituyente para redactar una nueva Constitución Española o quiere su reforma parcial?
- Sólo en el primer caso, ¿quiere usted que la forma de gobierno de España sea una Monarquía o una República?
- Sólo en el primer caso, ¿quiere usted la independencia de Cataluña?.
- Sólo en el primer caso, ¿quiere usted la independencia de Euskadi?.

Cataluña es España porque toda España tiene ansías de cambio y libertad y muchos de nosotros también queremos la independencia con respecto al actual Estado español, anhelando construir otro donde exista una auténtica democracia, libertad y patriotismo institucional.







16 sept. 2017

24 ago. 2017

Montero, Iglesias, la Revolución (Rusa) y la Guerra (Civil).



Bueno, emociones fuertes. Me voy a embaular este vídeo que comienza con el prometedor concepto de "actores subalternos". Hora de inicio del experimento: 20:50. "Las fuerzas se desnudan", oigo decir.

"El genio bolchevique". "La capacidad bolchevique de producir orden". "El genio bolchevique de abrir puertas en la Historia".
"En la guerra civil el genio bolchevique es capaz de darse cuenta de que se necesita un ejército ordenado"...

El asalto al poder por todos los medios, desde lo "enormemente cool" hasta "la purga, los disidentes". 23:18. Fin del experimento.

Por cierto, Pablo no contesta a ninguna de las preguntas que le plantea inicialmente Irene. Y un lapsus linguae interesante, transcendental, histriónico-histórico: en el 45:08 Pablo se cae del caballo y afirma que "el debate puede parecer enormemente modesto, BUENO, que es la construcción de sistemas políticos DEMO-LIBERALES, perdón, POST-LIBERALES". El recaudador de impuestos y perseguidor de la cristiada tiene ganas de rendirse y abrazar la reforma, cuando vendía revolución, una reformita de pitimini consistente en dotar a los sistemas liberales (que no son tales) de algo de democracia (que no es tal).

Max Weber ("era muy listo"), Jessop y Monedero



Es fantástico como Wallet contrapone lo liberal a lo democrático, equipara el lado este del Berlin Wall a lo democrático y afirma que "los técnicos trabajan siempre bajo la óptica de lo liberal". Fantástico como distingue populismos reales, fetén (Podemos) de los de diseño (Rivera, Trump).
De la teoría cibernética sobre la que basa su dialéctica Democracia-Liberalismo-Populismo, con el Estado como elemento central, como sistema central de realimentación, se puede deducir algo fundamental: las actuales formas del Estado seguirán mutando, pero no como consecuencia de esa dialéctica, existente desde hace siglos y no necesariamente con esos actores, sino por los cambios tecnológicos. ¿Para que tanta teoría de la legitimidad y de la representatividad si hoy en día se puede articular una democracia directa sin representantes, sin intermediarios?. ¿Hasta cuando van a ser los partidos políticos los únicos actores de la vida política?. ¿Hasta cuando el Estado de Partidos?.
Fantástico es también cuando afirma, y es cierto, que lo realmente existente es un Estado de Partidos, que violación sistemática de la prohibición del mandato imperativo y fantástica (ironic mode on) cuando reconoce que abogados y economistas han sido en los últimas décadas los más capacitados para extraer la leche de las ubres estatales, de la matrona conejera Hispania, pero que ahora lo que priva es la gobernanza, donde predominan los técnicos, que siempre actúan, reitero, bajo la óptica del liberalismo. Y es precisamente esto lo que le falta al Estado, chorros a presión de Ciencia que modernicen sus estructuras y hagan converger los antagonismos y diluir los tremendos intereses creados basados en las supersticiones más rancias y en el pecado original de los estados: pandillas de saqueadores y mafiosos a calzón quitado.
Las oficinas virtuales, la administración y el voto electrónico, la automatización de los procesos, la inteligencia artificial..pueden barrer de la estructura del estado (y las universidades) a toda esta patulea de chamanes, magos y brujos del Antiguo y Analógico Régimen.

¿Por qué el Estado no se aplica de veras la tan cacareada transformación digital?. ¿Dónde está la voluntad política para modernizar la administración de la Justicia, donde el denuedo y tesón que si se han aplicado en la administración de Hacienda y Tráfico?.

Andreu Escrivà en Ignite Valencia 2017

Andreu Escrivà. Cambio climático.

13 may. 2017

Entrevista de Pablo Iglesias a Antonio Escohotado.



38:53: "El socialismo se construye sobre los éxitos y avances sociales de esa clase comercial (la burguesía)" (Pablo Iglesias citando a Marx y Engels en el Manifiesto Comunista)

24 feb. 2017

Dan Kaminski y las 7 llaves del flamenco (de la seguridad)

Luis Iván Cuende y la deep web

Konstantín Novosiólov y el grafeno

Megan Smith, CTO! de EEUU

Ray Kurzweil y el aumento de la esperanza de vida.

Peter Diamandis, presidente de XPrize.

El futuro según Norman Foster

El futuro según Vint Cerf.

Realidad virtual que te convierte en un personaje de Star Wars

La realidad virtual que revolucionará los parques temáticos.

9 feb. 2017

Real change through virtual reality.

The potential of shared virtual reality

Virtual Reality: The new hub for storytelling.

Soluciones científicas para la evitar la desaparición de las abejas.

Periodismo y realidad virtual

New Lab en el Astillero de Nueva York

20 ene. 2017

What VR Could, Should, and Almost Certainly Will Be within Two Years (Steam Dev Days 2014)

Michael Abrash. Why VR isn´t (just) the next big platform

Cómo se hace un robot. Factor Ciencia.

Teleoperated robot via VR.

GRE 2016. Tutoriales Aitorro.

Global Expo Robot 2016, por 20minutos

Dgdrone en Global Robot Expo 2016