22 mar. 2015

Andalucía desencadenada.

Hoy se puede alcanzar uno de los hitos más importantes de esta Segunda Transición que se inició ya hace algunos años. De la consolidación o no de esta estación base depende si podemos seguir subiendo cotas en nuestra calidad democrática que está casi a nivel del suelo, por el barro, sin que nadie - como Juan Manuel Moreno Bonilla - pueda hacer nada por bajarla de nivel, como sugirió Susana Díaz en uno de los debates que perdió.

Aunque lo que se esté intentando o se estar forjando sea un movimiento lampedusiano para apuntalar o mutar al actual Régimen partitocrático, para que todo siga igual, para que la vida política sea copada absolutamente por los partidos políticos, para la que arquitectura de las instituciones siga albergando, estructuralmente y por fallo de diseño, a la absoluta corrupción, no es menos cierto que el Régimen, el Sistema, esta merienda de negros o de mareados giróVagos-porteños, de derviches del me lo llevo, de la engañifa, de la demagogia desatá, de una estafa que dura ya casi tanto como el Régimen de Franco, se acerca a un punto inestable que se autosustenta, que diría Prigogine.

La aparición de nuevos partidos políticos: Ciudadanos, Podemos, UPyD, Vox, va a hacer reslizarse a esta gran roca infame hacia un risco mucho más inseguro. La sociedad civil española es Prometeo encadenado por los dioses de la Transición a su roca, que acarrea de aquí para allá con gran esfuerzo y penalidades, con mucha miseria porque no puede obrar con libertad, una roca que es el diseño del sistema político que tenemos y un aguila que le devora el hígado día tras día que es el corrupción consustancial a este Régimen.

Hoy la sociedad andaluza puede, como Prometeo, subir, acarrear, tirar, arrastrar la pesada roca a la que está encadenada y llevarla a una cota más alta donde pueda ser visto por Hércules que finalmente lo libere. Hoy se puede dar un paso, alcanzar una estación más en este vía crucis hacia la libertad política pero un paso importante porque supone movilizar una masa herrumbrosa, de gigantescas inercias, que no se ha movido en 33 años.

No hay comentarios: