3 jun. 2011

La cuenta final.

(Foto: El rapto de Europa).
El sistema que colapsa ahora es el resultado, como tantas otras cosas, de inercias que vienen desde muy lejos, desde el aparente triunfo de la Revolución Francesa en Europa - como estudia pormenorizadamente García-Trevijano en su último libro - y de la devastación material y moral después de dos guerras mundiales en el pequeño suelo continental europeo.

Lo que hay es básicamente una crisis política, porque el hombre es, además del manido ser social, un ser político, el zoon politikon aristotélico. Mucho se habla de las redes sociales cuando lo verdaderamente importante serían las redes políticas, unas estructuras en el seno de la sociedad civil que la articule alrededor de unos valores sólidos y que la alcen la mirada hacia el espacio superior de la libertad política colectiva.

Como todo, esto es una cuestión geométrica.

Avancemos paso a paso en el sindios intelectual (and. intelectuá)que nos asola, que nos confunde, que nos desnorta.

Primero es la CRISIS POLÍTICA, que surge por el abandono del deber de la sociedad civil de ser sociedad y clase política, del deber en última instancia de ser ella misma la que haga las leyes que nosotros mismos nos hemos dado -famoso mantra partidocrático -, es decir, que debemos ser el poder legislativo - EL MÁS IMPORTANTE - a través de unos representantes que deben tener mandato imperativo, esto es, son elegidos para acometer lo que desde la circunscripción se les exhorta.

Este poder legislativo, que busca mediante la verdadera representativadad el bien común de esas redes políticas, el bien común de la sociedad civil que se cristalizan precisamente en las leyes que se promulgan.

Otro efecto de esta crisis de la cosa política es la adoración o el sentimiento cuasireligioso que existe hacia el Estado, cuando éste, debería tener básicamente la función del PODER EJECUTIVO, esto es, hacer cumplir las leyes que la sociedad civil, el PODER LEGISLATIVO, ha promulgado. Debería velar también por la independencia con respecto al tercer poder, el PODER JUDICIAL, no formando parte el anterior de la esencia del Estado.

Tanto es así que una de las formas de ir superando esta CRISIS POLÍTICA es la separación EN ORIGEN de estos tres poderes, a saber: elecciones separadas para cada uno de ellos. La Teoría de la República Constitucional recoge la tradición de algunos muchos países, donde existen unas elecciones legislativas -las MÁS IMPORTANTES, ya que la sociedad civil elige a sus representantes para hacer las leyes, pudiendo no obstante ser éstos revocados en cualquier momento si incumplen su mandato imperativo -, y unas elecciones ejecutivas o presidenciales, donde se elige al Presidente que formará gobierno para hacer cumplir las leyes. Vamos, un mandao.

Una novedad importante son las elecciones del poder jucidial, donde se llamarían a las urnas a todas aquella personas relacionadas activamente con el mundo del Derecho, alejándo a este poder del colonialismo aberrante ejercido por los partidos políticos.

Sin embargo, la separación de poderes MÁS IMPORTANTE ES ENTRE EL PODER LEGISLATIVO Y EL EJECUTIVO. ¿Juntos en una misma Cámara, de hecho hoy día absolutamente inseparados, el simple policía - EJECUTIVO - que debe hacer cumplir las leyes y el legislador - LEGISLATIVO - que las hace? ¿No es la mayor aberración que la policía - EJECUTIVO - controle absolutamente al legislativo, al hacedor de leyes?. ¿No es el mayor de los escándalos que sea LA POLICÍA, ESTO ES, EL ESTADO, CUYA FUNCIÓN ESENCIAL ES EL MONOPOLIO DE LA COACCIÓN, ES QUE HAGA LAS LEYES A TRAVÉS DEL CONTROL ABSOLUTO DEL LEGISLATIVO?.

Esta inseparación de los tres poderes es la CORRUPCIÓN. Es una corrupción del espacio, es la contracción del espacio como consecuencia de NO SEPARAR ESTOS TRES EJES ESPACIALES. Es esta corrupción estructural de las pseudodemocracias europeas - salvo Suiza y algo Francia - LA CONSECUENCIA INMEDIATA DE LA NO OCUPACIÓN POR LA SOCIEDAD CIVIL DE SU ESPACIO POLÍTICO POR ANTONOMASIA, EL PODER LEGISLATIVO.

Debe quedar muy claro que los políticos no son los corruptos. Sus corrupciones dan pena y risa al lado de la GRAN CORRUPCIÓN DEL PROPIO SISTEMA, que es la verdaderamente importante. Es más, al hablar de la otra corrupción, unos trajes, unos milloncejos, unas canonjías, unos implantes de pelo..se impide dislumbrar ésta, la principal.

Una vez establecida esta premisa: CRISIS POLÍTICA = NO SEPARACIÓN DE PODERES = CORRUPCIÓN = (SOCIEDAD CIVIL != PODER LEGISLATIVO)&&(otros dos poderes independientes) , avancemos.


Segundo, esta CRISIS POLÍTICA es consustancial con una CRISIS CULTURAL y de PENSAMIENTO muy fuerte. Ésta se traduce en el hecho anteriormente descrito del abandono de la sociedad civil de su lugar en la sociedad política, aunque esto no del todo exacto porque en sociedades como la española esta condición NO SE HA DADO NUNCA. Es más, arrastramos como un losa los efectos de la inexistente Revolución Francesa, que ha sostenido ideológicamente, a través de sus coletazos napoleónicos, a las falsas democracias occidentales y sus Estados de Partidos.

Es importante ver geométricamente la estructura espantosa de estos Estados de Partidos. A partir de un núcleo central que ocupa el PODER EJECUTIVO, rubalcabiano, gran hermano, SINTEL, panóptico carcelario y sodomizador, se extienden los tentáculos que como cabezas de Medusa, se asientan en el terreno sagrado de la sociedad civil.

Esta intromisión monstruosa, esta violación reiterada, conlleva de hecho la ilusión que el bien común que la sociedad civil debería buscar a través de la redacción de leyes, sea ocupado por las ramas estatales que son los partidos políticos, confundiéndose éstos como los depositarios del bien común que no comparten con la sociedad civil, basándose en una representatividad que no tienen. El bien que buscan los partidos es el bien particular, el bien partidista, o en último término, el bien estatal a través del consenso. Por favor, dicen los partidos, elecciones por el sistema proporcional, no mayoritarias, para que TODOS NOS LLEVEMOS UN TROZO DEL PASTEL, DEL CADÁVER DE LA SOCIEDAD CIVIL IRREPRESENTADA. En el fondo todos camaradas. Llamamos a la participación electoral!, dicen en la jornada de reflexión. Vengan, vengan, traigan sus cuerpos y sus azúcares en sangre para construir la gran tarta!.

Así pues, estamos ante el robo del BIEN COMÚN, la sagrada destilación social, por una pandilla de arrebatacapas esbirros de la policía, esto es, del poder ejecutivo que todo lo observa.

La crisis cultural y de pensamiento se materializa en la sumisión de todos los valores y principios, que deberían elevar a cada hombre hasta la altura de la sociedad política, a la gran fuerza que desde el centro estatal todo lo curva. Incluso los principios y valores individuales, premiando la sumisión y la mediocridad que supone el no pensamiento, en ser esbirro de los esbirros, aliado de la mentira, pusilánime ante el chantaje del aislamiento social, estando todo el tejido social cangrenado por los intereses del ejecutivo o de las grandes empresas, que efectivamente también se acercan a él, AL SUMO SACERDOTE DE LAS LEYES Y LA CACHIPORRA. Es normal que la mayor parte de la sociedad, temorosa por su trabajo, sienta pavor ante el poder del GRAN OJO.

Estos dos crisis, el abandono de lo político y del pensamiento crítico por la sociedad civil, es incentivado por la inmensa mayoría de los medios de comunicación, al servicio del poder estatal en segundo término y del PODER FINANCIERO, en primero. Desde estos medios se repasan las bondadas del pensamiento débil y de la irreponsabilidad que supone caer en el consumismo y creer en la mística del Estado del Bienestar. Si bien el llamado Estado del Bienestar proporcionada, en teoría, las deseables coberturas básicas a la ciudadanía - educación y sanidad - también lleva consigo un alejamiento de la sociedad civil de la política, quedándose ésta "disfrutando" de un más que pasajero Bienestar - como se ha demostrado - a cambio de no pensar en los fundamentos de este Estado. El Estado del Bienestar son las migajas del robo del Bien Común por parte del Estado (Poder Ejecutivo) a la sociedad civil (ideal Poder Legislativo). Es el chocolatito del soldado usa que ha rociado con napalm la aldea una hora antes.

Tercero, hay una crisis más que se encardina en los aledaños y entrañas de las dos anteriores. La CRISIS RELIGIOSA, que hace que muchos feligreses adoren, como apunte en este discurso de duración cuasicastrista, al Estado felón. Cmo antaño adoraban la mano incorrupta de alguna monja, ahora adoran las manos (e incluso pies) corruptos de los políticos profesionales de este sinvergonzante Estado de Partidos.

De esta crisis religiosa también se extrae el relativismo de ciertos valores universales en los que se apuntalaban incluso los ateos como yo. Valores que asisten a la persona en momentos de tempestad estatal y de corrupción de los cielos y espacios de libertad. Cuando todo se pliega ante el agujero negro de la partidocracia, pocos palos quedan para amarrarse. Cuando todas las televisiones, radios , y webs vomitan el mismo canto de sirena (policial, ejecutiva se entiende, no de hermoso cuerpo sino de rubalcabiana presencia) es dificil resistir semejante vendaval de embustes, máxime cuando también el pensar crítico esté en crisis y se impone en los actos sociales el rebuzno gregario de moda.


Y Cuarto. De las tres crisis emerge la CRISIS ECONÓMICA, provocada por un PODER FINANCIERO que no debería existir como tal, sino que debería ser una parte más de la clase empresarial, integrante, activa y emprendedora, eso sí, de la sociedad civil. Pero todo el sistema es coherente, todo está relacionado. Todo nace de la CRISIS POLÍTICA.

Esto es, el poder financiero tiene tanto poder por el abandono de la sociedad civil de su función legislativa, es decir, es consecuencia de la corrupción del sistema, como decíamos ayer.

Ante este vacio de poder y ante el hecho incontestable de que los partidos políticos no producen riqueza alguna, son mastodónticos CENTROS DE COSTE, enormes redes clientelares, redes eléctricas nacionales que suministran enchufen a cohortes enteras de paniaguadas y pelotas, se alza el PODER FINANCIERO que aporta el dinero que no ganan en la sociedad civil en base a su emprendimiento, a su sana función empresarial aportando productos y servicios. Con este dinero se pagan todos los disparates de partidos políticos.

La simbiosis de los Estados de Partidos y del PODER FINANCIERO, cáncer y síntoma de la corrupción del sistema es tal, que podemos afirmar que el servicio principal que produce el EJECUTIVO Y EN GENERAL LA ACTUAL CLASE POLÍTICA es la generación de leyes que sostienen al SECTOR FINANCIERO Y A CIERTAS GRANDES EMPRESAS. Es sintomático que el gobierno no haya dejado caer al sistema financiero, ni aquí ni en ninguna parte de mundo, ya que es precisamente el nuevo PODER FINANCIERO el que mantiene económicamente a los Estados de Partidos.

Es importante entonces entender que la gran mayoría de los empresarios, en el seno de la sociedad civil, son víctimas del propio sistema, y es vital entender el juego cínico y repugnante del EJECUTIVO y salas aleñadas al cobijo del dinero estatal, SINDICATOS, de intentar enfrentar a la "clase trabajadora" con los "empresarios", cuando éstos no son a veces más que simples autonómos con dos o tres personas contratadas.

Es importante también no ver en esta crisis una crisis final del "capitalismo salvaje" y de las políticas "neoliberales", cuando si bien es cierto que el PODER FINANCIERO ha tenido una gran libertad de acción, no así el resto de la clase empresarial, al estar el PODER FINANCIERO "por encima del Estado" y el resto "por debajo". Lo que ha fracasado son las políticas "neoliberales" del sector financiero sostenedor de los Estados de Partidos.

Europa está secuestrada por estos Estados, falsas democracias, y por ese nido de partidocráticos que habitan en Bruselas.

Aunque aparentemente el M15M haya fracasado, nada más lejos de la realidad. Hoy existe una concienciación social que no existía hace unos meses. Hoy cuando la sociedad civil ha entrado en "estado de masa", en el terreno de la psicología colectiva, lo ha hecho agarrándose masivamente a las maromas estatales y repugnantes de los partidos políticos de la subvención estatal, pero también, y esto es lo novedoso, agarrándose al pensamiento crítico y a los valores olvidados, haciendo frente,por tanto, a la CRISIS CULTURAL y de PENSAMIENTO, con el objetivo de conquistar la libertad política, esto es, haciendo frente,por tanto, a la CRISIS POLÍTICA, esto es, haciendo frente, por tanto, a la causa principal de la CRISIS ECONÓMICA.

Estamos ante la cuenta final europea para la conquista de la libertad política?. Es España el origen y el pepino anal en el seno de la burocracia partidocrática europea?. Es el nuevo modelo productivo español la libertad política, la pujanza de la sociedad civil que bulle de ganas de demostrar lo que vale?. Sí, lo vale.

Adelante España! Adelante República Constitucional! Fuerza y Honor!

No hay comentarios: