31 dic. 2011

El fin de Tío Pepe?

Lee con cierto regusto amargo la noticia en ElEconomista.es. Apple, que va a abrir tienda en la Puerta del Sol en breves fechas ,¿la ha abierto ya..?, va a quitarle a Tio Pepe el puesto publicitario que desde hace tanto tiempo mantiene en la plaza mencionada.

Es todo un símbolo de lo que está pasando, de los cambios que llegan, de los nuevos aires que despeinan el tocado de las señoras y de los edificios. Apple por Tio Pepe. Me molesta aún más porque siendo yo de Jeré (Jerez,Cádiz) veía yo con cierto orgullo mal disimulado la irrupción en el skyline madrileño de este símbolo del poderío bodeguero de las tierras albarizas, calizas y arenosas de mi patria chica.

El libro Los bárbaros, de Baricco, todavía se me repite y ronronea en mi estómago como si fuera un buen vino. No sé si excelente, pero desde luego con personalidad, impregnándolo todo, haciendo que el cuerpo emita leves cambios tempo-espaciales que puestos al microscopio del salón del bienpensante, del pisaverde, o del hombre de partido que no se mueve en absoluto, sería un baile de San Vito acelerado o un tango, o cualquier baile agarrao pero allegro, qui cir. ¿Tendrá Baricco razón?. ¿Son los mutantes buenos o malos?. Y lo que es más importante, soy yo un mutante?.

En el ensayo bariquensse se dedican unas serie de entregas precisamente al mundo del vino, poniéndole de ejemplo como una de las aldeas arrasadas por las jauráis de Kublai Khan, de Gengis Khan, de Urdarga Khan, de MeLoLlevo Clan, de JuanClan I..

Vino espectaculares, hollywoodienses, de sensaciones sensacionales a priori pero sin contenido. Vinos rápidos, no envejecidos... No tengo ni idea de vino, yo confieso. Habla de Robert Parker como el nuevo gurú en el mundillo vitivinícola cuando yo pensaba que Parker era una marca de estilográficas, quizás también el novio de Longoria,Eva.

Veo Jerez, sumida en una crisis dentro de la crisis, una ciudad con un déficit de movimiento ciudadano, cultural - que en los últimos años parece mejorar algo, la verdad - y aunque el turismo ha crecido algo en los últimos tiempos, no creo que se esté aprovechando todo el potencial de esta ciudad, siendo como es su nombre conocido en el mundo entero, no sólo por las motos, sino sobre todo, e históricamente, por sus vinos.  

Hay turismo enológico en Jerez? Hay rutas, no sólo por las bodegas, sino también  por las fincas, que son en muchos casos bodegas?. Hay catas, degustaciones en esas mismas fincas? Hay tiendas en las mismas?. Claro que hay turismo enológico en Jerez, pero, en la cantidad que debería acorde con la fama del jerez? Yo creo que no.

No es que haya visto naves en llamas más allá de Orión, pero he visto, diantre, he espiado varias veces a ciudadanos chinos llenar, surtir, atiborrar carros enteros de Mercadona, Carrefour y otros establecimientos intermediarios de vinos, y no de los baratos, sino de los de mayor calidad. No puede ser esto una señal de los posibles buenos tiempos? No podría enfocarse, profundizar Jerez en su tradición vitivinícola, en la civilización, según los conceptos de Baricco, estando en esta corriente de modernidad, esto es, haciendo uso de los aparatos de Apple?. Aprovechar el impulso del enemigo, aunque no son enemigos, para no incidir en la superficialidad de las cosas, no para convertir cualquier cosa en estación de paso que acelere, a su vez, el movimiento, sino para, en esa navegación, llegar más abajo en la esencia de las cosas ayudándose de la relación con las demás. Ni el aislamiento ni sólo ir de acá para allá formando la experiencia en la promiscuidad del movimiento.

De todas formas parece ser que quizás al anuncio de Tio Pepe sería transladado a otro edificio cercano. Apple y Tío Pepe. Pues eso.

No hay comentarios: