13 sept. 2011

Orange, pisando fuerte hacia el mundo IP.

(ElEconomista, 08/09/11) Jean-Marc Vignolles, consejero delegado de Orange, ha reclamado cambios regulatorios en el sector de las telecomunicaciones para poder invertir en fibra óptica, y es que en su opinión, las situaciones actuales españolas no ayudan a este tipo de esfuerzos ni a hacerlos predecibles. Necesitamos contar con las condiciones adecuadas y sería deseable un mayor apoyo a la inversión, dijo el directivo. Pese a ello, el primer ejecutivo de la filial española de France Télécom se comprometió a hacer camino al andar y a seguir invirtiendo como lo ha hecho hasta ahora en un entorno de crisis económica y adversidades normativas. En su intervención en el XXV Encuentro de las Telecomunicaciones de la UIMP, Vignolles abogó por establecer acuerdos de compartición de infraestructuras con otros operadores al recordar que nadie lleva la cima en solitario, sino que hace falta avanzar en una cordada, por lo que hay mucho que ganar en esa cooperación. En este empeño, el operador explora oportunidades de colaboración con otros operadores tanto en las infraestructuras horizontales (el acceso desde las centrales hasta los edificios) como en los cableados verticales dentro de los edificios, Tras indicar que vivimos en tiempos difíciles en los que la crisis económica no parece que vaya a remontar con vigor de forma inmediata, Vignolles se mostró partidario de seguir invirtiendo en paralelo con nuestras reivindicaciones legítimas, como la supresión de la tasa de TV o imposición de tasas en el móvil. Asimismo, sobre la regulación de la fibra, Vignolles demandó que los reguladores escuchen, reflexionen y tomen las decisiones adecuadas para el sector, pero sin que ese proceso les quite tiempo para que Orange siga cumpliendo sus compromisos inversores. Es el caso de los 500 millones anunciados por el operador para los dos siguientes ejercicios con el objetivo de modernizar su red y hacerla más flexible, robusta y convergente. Inversión para mejorar la calidad Al margen de esas apuestas, la multinacional gala ya ha destinado 563 millones de euros en la adquisición de nuevo espectro radioeléctrico que le permita ofrecer una mejor calidad en los servicios ofrecidos a sus clientes. Vignolles aprovechó el encuentro con los principales líderes del negocio español de las telecomunicaciones para anunciar que Orange, a final de año, tendrá ya casi 5.000 estaciones con la más moderna tecnología multiRAN, capaz de utilizar 2G, EDGE, o 3G en 1800 y en 900, completamente en IP; y preparados para ofrecer LTE. Orange tendrá cerca de 1.000 nodos conectados con fibra y 1.200 con la nueva tecnología de radioenlaces IP, con lo que sus clientes podrán disfrutar de velocidades en datos superiores a 42Mbps. Preparada para LTE Asimismo, como ya ha anunciado Telefónica y Vodafone, Orange también lanzará en breve sus ofertas comerciales de tecnología LTE, inicialmente en Valencia (antes de final de año) y en Barcelona (a comienzos de 2012). Con estas mejoras, el operador ofrecerá a sus clientes velocidades de conexión inalámbrica próximas a los 100 megas por segundo. Al mismo tiempo, Orange abrirá cerca de 100 centrales nuevas en todo el territorio nacional entre 2011 y 2012. Una vez completado este despliegue, la compañía ofrecerá cobertura directa al 70% de la población española, según dijo Vignolles. Respecto a la fibra óptica, el primer ejecutivo de Orange España manifestó la firme voluntad de jugar un papel relevante en su desarrollo en España con despliegues propios en varias zonas de Madrid -en septiembre en dos nuevos barrios: Sanchinarro y Montecarmelo-, a través de acuerdos con operadores privados o utilizando las redes neutras de operadores públicos.

No hay comentarios: