14 sept. 2011

Pallete&Valbuena::Telefónica

(Expansión, 14/09/11) Madrileños, licenciados en Económicas por la Complutense, casados, con tres hijos cada uno y cerca de la cincuentena, José María Álvarez-Pallete y Santiago Fernández Valbuena tienen algo más en común: son los dos futuros hombres fuertes de Telefónica. Tras la reciente reorganización de la operadora impulsada por su presidente César Alierta, Fernández Valbuena y Álvarez-Pallete serán responsables de los negocios de Latinoamérica y Europa, respectivamente. Es decir, de casi todo el negocio del grupo. Álvarez-Pallete lleva doce años en Telefónica y es del Real Madrid. Esa frase lapidaria podría servir de resumen sumarísimo, tal y como dijo él mismo el pasado lunes ante unos cuatrocientos directivos de la filial española, de su trayectoria. Pallete (Madrid, 1963), inició su carrera profesional como auditor en Arthur Young en 1988. Pasó luego por la casa de bolsa Benito & Monjardin (1988-1995), para aterrizar más tarde en Cemex (1995-1999); primero como responsable de relaciones con inversores y luego como director de finanzas. Entró en Telefónica en febrero de 1999, cuando la presidía Juan Villalonga, para dirigir las finanzas de Telefónica Internacional con el equipo de Fernando Abril-Martorell. En septiembre, unos meses más tarde, tras la abrupta salida de Abril-Martorell, pasó a dirigir las finanzas corporativas del grupo. Álvarez-Pallete desembarcó en Latinoamérica en 2002 como presidente del negocio fijo y, desde 2006, se hizo cargo de todas las actividades, pilotando desde entonces el crecimiento del grupo en la zona, lo que le ha supuesto prácticamente vivir en un avión los últimos nueve años. De profundas convicciones morales y brillante orador, el ejecutivo destaca por su capacidad de liderazgo y para generar lealtades en los equipos con los que trabaja, a base de entregarles muchas horas. Tecnología Conocedor con nombres y apellidos de docenas de sus colaboradores en Latinoamérica, incluidos los directivos de nivel intermedio, tuitero entusiasta desde tempranas horas de la mañana y seguidor de todas las novedades tecnológicas, este madridista patológico –la única debilidad en la que puede ser políticamente incorrecto– mantiene con férrea voluntad su condición de corredor de fondo, lo que le proporciona una notable condición física que le ha permitido aguantar el ritmo viajero agotador de los últimos años. Con una trayectoria en el grupo muy similar a la de Álvarez-Pallete, el nuevo presidente de Telefónica Latinoamérica, Santiago Fernández Valbuena (Madrid, 1958), ha sido durante la última década mucho más que el hombre de los números en Telefónica. Tras pasar por Société Générale y Beta Capital, entró en el grupo en 1997 como responsable de Fonditel, la gestora de pensiones de Telefónica. Tras una sobresaliente gestión, en 2002, es nombrado director general de Finanzas. En estos años, ha sumado a esa responsabilidad las Compras, Sistemas y Recursos Humanos; el Desarrollo Corporativo y la Auditoría Interna. Gran comunicador, defensor a ultranza de sus equipos en público aunque crítico en privado, es uno de los financieros favoritos de los inversores y analistas internacionales, que lo tienen como referente en Telefónica. Claro, ameno, ocurrente, abierto y transparente en sus exposiciones, domina cinco idiomas además del español (inglés, francés, alemán, italiano y portugués) y ha convertido a la operadora en ejemplo de gestión financiera. Ahora, en su estreno como gestor de negocio puro, se enfrenta al reto de defender el fuerte crecimiento en Latinoamérica, un mercado mucho más complejo, maduro y competido que el que encontró su antecesor, Pallete, a su llegada.

No hay comentarios: