27 sept. 2014

#ElArquero_26092014

Ya compareció ayer la Sibila de Cumas, ya se hizo carne el oráculo de Delfos, ya se substanciaron en palabras - apenas una frase, pero una frase demoledora - los procesos que definen toda una época: la de la falsa transición. Como ya adelanté en #ElArquero_06092014 Pujol ha amenazado con tirar de la manta.

"Si se siega una rama del árbol, caen las demás"

Esta frase es lo único importante que perpetró ayer el Molt Honorable en la Generalitat y que condiciona toda la ristra de embustes previos y posteriores. Es una amenaza clara a toda la clase política catalana y española: si yo caigo, caemos todos.
Este auténtico sacamantecas con pedigrí de evasor de divisas tiene la desfachatez de hablar de falta de moral y de infantilismo de la clase política, a la que tacha de irresponsable por llevar las cosas a este extremo. No habla de la sociedad civil, sino que se refiere a los partidos que han hecho este tipo de políticas". Todos. La corrupción.

El caco Pujol, el robaperas Jordi, argumentaba ayer también  que si sus gobiernos hubieran sido tan corruptos, tan ineficaces, tan anexos al delito, Cataluña no hubiera prosperado tanto en estos años. ¿Cómo se explica esto?.  Esta patriota andorrano, este cínico ad infinitum o este indocumentado intelectual parece obviar, lo cual es un insulto, que la prosperidad o no de un país, depende en gran medida, sí, de las instituciones públicas, pero que el impulso principal proviene de la sociedad civil que dinamiza el mecanismo encarnado en el contrato social, y si Cataluña ha prosperado durante todos estos años ha sido A PESAR de las instituciones que ha tenido, que al igual que el resto de españolas se han dedicado a saquear y entorpecer las iniciativas de la sociedad.  O sea, que la prosperidad (ahora menos) se ha debido a un sobreesfuerzo de los trabajadores, muchos de ellos charnegos, que encima, para integrarse más en la tribu, se han sumado a los cánticos que han elevado a los altares a este Obi-Wan Kenobi de la corrupción, a este gurú de la componenda, a este Moisés de la manada, a este perrito ovejero del Pirineo.

El seny de la clase política catalana, fetén y pirenaica, nos ha descubierto técnicas elevadísimas y refinadísimas de sableo picaresco. Toda la picaresca clásica española, viejos desdentados de falsa mutilación, falsos ciegos, pequeños mendigos, tahures, ancianas remiendavirgos, hidalgos mercenarios, señoritos andaluces de subvención, han quedado maravillados por la sutileza de los robos. Queremos un 3%. (O un 4%, o hasta un 20% dicen).  Pura poesía. Qué economía de palabras, la eficiencia destilada hecha gestión, management. No se puede comparar a lo basto y burdo de los métodos de la Junta de Andalucía: quedarse directamente con el dinero de la formación para parados. Qué horror, pero qué paletos, oíga!.

Al principio el aire puro de la verdad molesta un poco, tarda en asimilarse porque obliga a abandonar la zona de confort, a renunciar a antiguos y falsos lugares y creencias, a engañosos sueños de opio y morfina, pero después el aire de la libertad es la mejor droga y donde mejor se manifiesta la vida.

A este régimen lo quedan 8 meses de vida y mi generación tiene la oportunidad y casi la obligación vital de terminar de derribarlo, para que entre a raudales el aire de la libertad política y de la prosperidad económica más allá del capitalismo castizo y gubernamental. Este es nuestro muro de Berlín, nuestra Guerra Civil.

Esta generación debe seguir su propio camino, empujar de aquí a ocho meses, crear su propio futuro y no temer miedo a la verdad ni a la libertad, por lo que clamo aquí, grito aquí, con un grito que no es mío, sino de todas las generaciones pasadas que no han tenido esta oportunidad, estos medios, nuestros posibilidades, gritan ellos que se revuelven en las tumbas, en las cunetas, gritan ellos, enfrentados entre ellos, gritan ellos, a los que se les negó el propio conocimiento, ni siquiera lejano, de lo que significa la libertad, gritan nuestros abuelos, gritan, gritan, gritan los exiliados, que se tuvieron que ir asfixiados, gritan; es que no los oís gritar?. Gritan: Viva España Libre!
Grito: Viva la República Constitucional!










No hay comentarios: