16 sept. 2014

Entrevista a Jean-Daniel Ayme (Samsung Mobile Europa).

La feria tecnológica IFA, que hoy cierra sus puertas en Berlín, le ha servido a Samsung para sacar músculo ante un panorama cada vez más competitivo, el de la telefonía inteligente. Así lo ha hecho con los lanzamientos del nuevo Galaxy Note 4 y el Galaxy Edge, si bien será el primero el que compita cara a cara con los nuevos invitados a la pelea del segmento de las phablets, entre ellos, el nuevo iPhone 6. Jean-Daniel Ayme, vicepresidente de Samsung Mobile Europa, reivindica la anticipación de su empresa a las nuevas corrientes del mercado, y no altera el discurso al analizar la competencia de los fabricantes chinos como Xiaomi, que le ha desbancado del primer lugar en aquel país.

Pregunta. Han lanzado la nueva generación Note. ¿La pantalla grande se consolida como gran tendencia? 

Respuesta. Es la cuarta generación que lanzamos en tres años, en una categoría que creamos en 2011 y que ha demostrado ser muy exitosa. Los teléfonos más grandes sorprendieron en un inicio pero ahora son muy comunes. Las phablets representan ahora mismo en torno al 20% del mercado, y está previsto que llegue a suponer el 30% en 2020. Somos líderes en esta categoría, la creamos. Estamos ante una generación de usuarios que siempre quiere más: estar más conectados, una pantalla más grande, una cámara mejor, y nosotros les damos todos estos aspectos. Es una tendencia, probablemente hay muchas. Nosotros tenemos muchos otros tipos de dispositivos, también más pequeños, porque necesitamos tener pantallas para todo el mundo y teléfonos para cada uno.

P. Esa presencia en tantas gamas, ¿no puede suponer que sus productos se hagan la competencia entre sí?
R. Creemos que hay gente muy diferente dentro del mercado. Todos tienen diferentes ideas, sobre qué puede hacer un teléfono por él, diferentes deseos... Ofreciendo una gran variedad de dispositivos y tecnologías, diferentes identidades de diseño, diferentes tipos de características, nos aseguramos que llegamos a todo el mercado. Es algo muy importante para nosotros.

Un nuevo “ecosistema” en torno al móvil

Durante la entrevista, CincoDías tiene la oportunidad de probar el Samsung Gear VR, una especie de casco de realidad virtual al que se acopla el Galaxy Note 4, que actúa como pantalla. El dispositivo recrea, en este caso, una actuación circense, y allá donde miremos siempre estamos rodeados de trapecistas que van apareciendo y actuando sobre el escenario. Una sensación impactante, pero, ¿qué utilidad real puede tener en nuestro día a día? “Es un mercado muy nuevo y una oportunidad muy emocionante.
La principal diferencia del Gear VR con otros dispositivos de realidad virtual es la movilidad. Hasta ahora tenías que estar unido a un ordenador, a una gran máquina o a una videoconsola. Gear VR proporciona realidad virtual sobre la marcha, allá donde quieras. Es un nuevo mundo”, afirma Jean-DanielAyme, que da algunas posibilidades que abren este tipo de gadgets: “Tenemos muchas ideas en B2B, en visitar por ejemplo una vivienda o muchas en pocos minutos sin tener que ir, o visitar monumentos como la Acrópolis griega si no has podido ir. Y videojuegos, por supuesto”.
Samsung lanza este proyecto con Oculus, compañía propiedad de Facebook, y con otras empresas que desarrollan aplicaciones para su uso:“ El interés es muy creciente. Hay un gran feedback”. Todo con el smartphone como protagonista, que con la llegada de los dispositivos vestibles se convierte en uno más dentro de “un ecosistema que va camino de una nueva dimensión. Tienes un smartphone, pero también una tableta, un smartwatch, un Gear VR o unos auriculares como los Gear Circle”.
Todo un cambio cultural y de hábitos para el consumidor: “Vivimos en cambio. ¿Quién imaginaba hace diez años lo que puedes hacer ahora con un smartphone? Claro, esto es un gran cambio en la industria, es un cambio en los hábitos y la vida de la gente, que también está en continuo cambio. Tenemos que adaptarnos y proporcionar los productos y experiencias que hagan más fáciles sus vidas”.

P. ¿Qué le parece la entrada de Apple en pantallas de más de cinco pulgadas?
R. Creo que ser seguido en un segmento que nosotros creamos es un halago. Estamos muy orgullosos de liderar esta categoría, y si otros rivales también se suman a este mercado, es algo muy bueno para nosotros.

P. También afrontan la competencia de los fabricantes chinos. Allí han perdido el liderazgo en ventas.
R. La competencia es buena y necesaria. En la industria del smartphone es muy fuerte, y creo que es algo muy bueno para los usuarios. También para nosotros, porque una competencia fuerte nos lleva a hacerlo mejor, y por eso seguimos invirtiendo cada vez más en I+D, creando nuevos dispositivos, explorando nuevas áreas, como el mercado wearable, que crece muy rápido… Y tenemos cosas que otros no pueden llevar a sus dispositivos. Estamos a la cabeza de la innovación y es lo que creo que nos mantendrá en el liderazgo del mercado.

P. Pero parece que el cliente chino demanda buenas prestaciones a bajo precio. ¿No les hace replantear la estrategia de producto?
R. Siempre adaptamos nuestra estrategia a la situación del mercado, ya sea en China, Europa o cualquier otro lugar. Siempre buscamos tener los dispositivos más competitivos en todas las gamas, no solo en premium, también en la media y baja. Tenemos una gama para cada usuario, por supuesto con diferentes precios y diferentes diseños, identidades...

P. También presentan un smartwatch, el Gear S. ¿Cuál es el techo de los dispositivos vestibles?
R. Va camino de ser un mercado de masas. Creo que la previsión es que se vendan cinco millones de smartwatches este año, y se prevé crecer hasta 135 millones en 2020. Crece 11 veces más rápido que el mercado de tabletas y de ordenadores. Esta es una tremenda oportunidad para nosotros en un segmento que, de nuevo, lanzamos con el Gear. Tenemos en torno al 70% de cuota de mercado. Es una oportunidad única para demostrar cómo la innovación y las nuevas tecnologías que desarrollamos en nuestros centros de I+D pueden llegar a los usuarios y proporcionar innovación para todos.

P. Apple también llega al segmento. ¿Cree que animará el mercado?
R. Es otro halago, como decía antes. Lanzamos el primer Gear hace un año, por lo que tener más fabricantes en el mercado es una oportunidad muy emocionante de demostrar que estamos por delante de la competencia y podemos proporcionar dispositivos que probablemente otros no pueden.

P. En el Gear S utilizan su sistema operativo, Tizen. ¿Se alejarán poco a poco de Android?
R. Tenemos una asociación histórica y muy fuerte con Google, y seguiremos teniéndola. La estrategia de Samsung siempre ha sido tener múltiples alternativas en funcionamiento. La principal es Android, pero seguimos trabajando en Tizen porque queremos diversificar. Pero insisto en que la corriente principal de nuestros dispositivos seguirá siendo Android.


(Fuente: Efe / Cinco Días)

No hay comentarios: